Obras en Construcción y Vecinos Contentos!

Pedir que todos los vecinos de una obra estén contentos puede ser un poco mucho, pero mantener a la comunidad informada y tranquila respecto de lo que sucede en la obra es perfectamente alcanzable.

Las nuevas tecnologías de comunicación y redes sociales han permitido que las comunidades vecinales puedan actuar y comunicarse de manera extremadamente rápida. De este modo, antes que muchas obras puedan iniciar sus trabajos, es común encontrar que las comunidades vecinales ya se encuentran organizadas para enfrentar y/o tomar posiciones frente a la construcción de nuevos proyectos.

Es claro que las obras contaminan y que esto necesariamente se traduce en algún grado de rechazo por parte de la comunidad vecina, pero esto no necesariamente debe convertirse en una guerra que finalmente termine por complicar más de lo necesario el proceso de construcción.

El clásico error de las empresas constructoras está en tratar de esconderle a la comunidad lo que pasa en las obras, pensando que tal vez de este modo, la comunidad vecinal no se va a enterar y podrían pasar “inadvertidos”. Hoy mas que nunca hay que tener claro que basta con una foto, un tweet, un post en Facebook y los medios ya tienen suficiente información para complicarle la vida a cualquier empresa.

En Sicalis creemos que la solución está en adelantarse a la comunidad mediante un sistema de comunicación pública y abierta. Informando primero a los vecinos, y posteriormente canalizando las comunicaciones directamente hacia la empresa en vez abrirla hacia los medios sociales.

Independiente del sistema que decidan implementar como empresa, les pongo como ejemplo nuestra plataforma OBRA VECINA diseñada para dirigir este tipo de comunicación. Esta sigue tres simples objetivos que recomendamos para cualquier medio de comunicación obra-vecino.

Primero, que sea capaz entregarle a la comunidad vecina la información principal del proyecto: quién es el dueño, quién construye, cuáles son las fechas proyectadas de inicio y término, etc.

Segundo, que le permita a la empresa publicar avisos y noticias vecinales. Esto permite entregar información sobre cualquier obra que a la comunidad le interese: trabajos en veredas, cambio en estacionamientos, inicio de excavaciones, etc.

Tercero y último, un canal de comunicación directa con cada vecino inscrito en la plataforma. Esto permite inmediatamente identificar al vecino afectado y mantener un registro de sus inquietudes y el cómo y el cuándo se le informó y respondió a sus dudas.

Esperamos que esto sea una invitación a las empresas constructoras para seguir estas tres simples líneas de comunicación. Los resultados de ser pro-activo en la entrega de la información y en la comunicación con la comunidad son inmediatos: vecinos más informados y con la seguridad de poder tener respuestas directamente de las obras reducen el interés de enfrentarse a ellas.